Imprimir

Instrucciones para poner al fuego una cazuela, ...

Instrucciones para poner al fuego una cazuela

Instrucciones para poner al fuego una cazuela

 

 

 

 

Tenga en cuenta que el puchero, cazuela o plato que usted va a utilizar para ser cocido  ha sido sometido en un horno a una temperatura de unos 1.000 ºC. Por lo tanto, nunca debería romperse a temperaturas inferiores (como puede ser la de su horno o cocina) si es utilizada con cuidado.

 

El motivo por el que se rompen las cazuelas y pucheros con el fuego directo es la diferencia en la velocidad de dilatación de unos puntos a otros por la diferencia de temperatura, es decir, en los lugares donde da el fuego se produce un aumento muy brusco de la temperatura y en el resto no, por lo que dilata por el punto de calor y no puede “crecer” hacia otros puntos.

 

Por lo tanto debemos evitar, en la medida de lo posible dos cosas:

 

1-      Que el calor vaya dirigido a un solo punto

2-      Que el aumento de temperatura sea brusco

 

Para ello las recomendaciones que nosotros damos son:

 

1-      Utilizar el tamaño de fuego mayor posible

2-      Rociar la cazuela con algo que haga de conductor o que mejore la conducción del calor. Habrá oído que debe rociarla con ajo antes de utilizarla la primera vez o mantenerla durante 24 horas sumergida en agua. A nuestro juicio, basta con empaparla bien bajo el grifo siempre que se vaya a utilizar por la parte de abajo donde la va a dar el fuego.

3-      Ponerla siempre que se utilice al principio a fuego lento y sin que la llama toque la base hasta que se haya calentado. Esto es fundamental. Si la cazuela se va calentando lentamente es casi imposible que se rompa.

 

Que duda cabe, que si la cazuela es protegida del fuego directo con un protector como una chapa de hierro o similar, las garantías serán aun mayores.

 

Los platos y cazuelas que van al horno es muy difícil que se rompan puesto que la distribución de temperatura es mucho más uniforme.

 

Esperamos que estos pequeños consejos les hayan servido de ayuda y que sus guisos les sean de provecho y asombren a sus invitados.

 

 

Logo_Alfareria_Aranda.jpg

 

 

Logo_Capolavoro1.jpg